Habilidades transversales: perfiles emergentes en la Argentina

Compartir el post:

“La gestión de la calidad, las habilidades de trabajo en equipo, la adaptación a nuevas tecnologías y a herramientas digitales y la planificación, serán las 5 habilidades transversales más requeridas al año 2020, según proyectan las empresas relevadas. Al mismo tiempo, estas habilidades también son destacadas como las que mostrarán un mayor incremento de su relevancia para el trabajo en planta.” Así lo afirma el estudio “Demandas de Capacidades 2020. Análisis de la demanda de capacidades laborales en la Argentina” realizado por el INET, Instituto Nacional de Educación Tecnológica, en junio de 2016. El objetivo del estudio fue medir la brecha de habilidades, los perfiles más demandados y “las tendencias de demanda de conocimientos y habilidades técnicas en los próximos años”. Para ello se consultaron 897 empresas argentinas a través de encuestas y entrevistas (1).

Las habilidades transversales o blandas son conocimientos no específicos, competencias genéricas comunes a trabajos y profesiones, como son la metodología de trabajo, las actitudes, el compromiso ético, la capacidad de gestión, “la comunicación efectiva, la resolución de conflictos, la empatía, la perseverancia, el liderazgo, etc.” (INET, 2016, pág 12).

En el estudio, se consultó a las empresas acerca de las habilidades transversales que más relevancia tendrán en el año 2020. Todos los sectores coincidieron en que las habilidades de trabajo en equipo son las que en mayor medida incrementarán su relevancia. “Se suman la gestión de la calidad, el conocimiento de normas y reglamentos técnicos y la adaptación a las herramientas digitales (…) en su mayoría (implican) una gran velocidad de adaptación a los cambios y una actualización permanente de los conocimientos por parte de los trabajadores.” (Pág 75).

Habilidades transversales emergentes

Las habilidades emergentes mencionadas (aquellas que incrementarán en mayor medida su relevancia a 2020 respecto de la actual), fueron: Trabajo en equipo, Manejo de herramientas digitales, Gestión de la calidad, Conocimiento de normas y reglamentos, Responsabilidad y compromiso, Idioma extranjero, Predisposición a adaptarse a nuevas tecnologías, Destreza manual, Visión estratégica, Motivación, Comunicación oral, Gestión de proyectos, Planificación, Optimización de procesos, Capacidad de análisis, Entrenamiento y construcción de equipos, Creatividad, Comunicación escrita, Lectura y escritura, Iniciativa, Sentido común y Matemáticas.

Habilidades transversales o blandas: perfiles emergentes en la Argentina

Habilidades cuello de botella

Son las habilidades transversales que las empresas consideran de pobre desempeño en la actualidad y de alta demanda futura, lo que creará un “cuello de botella”, éstas son: Iniciativa, Visión estratégica, Capacidad de análisis, Entrenamiento y formación de equipos, Motivación.

sintesis de las habilidades blandas


Fortalezas y debilidades

Entre las peores habilidades laborales actuales y ocupando el segundo lugar de cinco, se encuentra la comunicación escrita “si bien el grado de alfabetización es casi total (97,9%), las empresas perciben importantes falencias en la capacidad de escritura de sus empleados, afectada por factores educativos y culturales.” (Pág 72).

Por otro lado, el informe menciona la capacidad de análisis, como la habilidad peor calificada actualmente. “Las rutinas de trabajo mecánico y repetitivo pierden ponderación, y el empleado se torna más sofisticado y debe tomar decisiones de operación más complejas.” (Pág 78).

Grado de satisfaccion vs relevancia

Habilidades de comunicación

Como se muestra al comienzo del artículo, las dos habilidades transversales emergentes que mayor demanda tendrán en 2020, son el trabajo en equipo y el manejo de herramientas digitales o cibercapacidades. Ambas son impactadas directamente por el desarrollo de habilidades de comunicación. En este sentido, es central capacitar en forma permanente y sistemática, con programas conectados con la planificación de la comunicación interna e institucional, aún en pequeñas empresas. Para ampliar estas ideas y comprender un poco más cómo vincula la comunicación, el trabajo en equipo y las competencias digitales, compartimos estas 9 acciones para trabajar en la empresa.

Acciones para facilitar el trabajo en equipo y el desarrollo de competencias digitales

  1. Explicar y recordar. Explicar de todas las maneras necesarias los procesos, los procedimientos, las funciones, las tareas, los productos, los servicios, todo debe estar claro y simple para los colaboradores. Explicar en forma verbal, en reuniones, en capacitaciones, por escrito, a través de textos instructivos, notas breves, explicar de forma amena, con usos del lenguaje adecuados a los públicos. Se pueden hacer recordatorios por diversos medios digitales y no digitales, acciones presenciales para insistir en temas sensibles, etc.
  2. Mantener la información accesible y actualizada. Accesible y desde la mayor cantidad de dispositivos, sin sofisticaciones técnicas ni de lenguaje: el objetivo es acceder, leer y proceder / resolver. Los equipos de trabajo deben contar con toda la información que requieren para sus tareas diarias y más. Nos encontramos con muchas empresas donde una parte importante del tiempo de los empleados está dedicado a reunir información dispersa en sectores y personas, no digitalizada o digitalizada en lugares desconocidos.
  3. Conectar áreas y departamentos. Realizar acciones que conecten a distintos sectores de la empresa. Crear eventos conjuntos, proyectos cortos, trabajos en colaboración que dé a los equipos la práctica de conversar y consensuar con distintas personas de distinta formación. Así, también se fomenta la flexibilidad, absolutamente imprescindible para el trabajo en equipo y la adaptación a nuevas tecnologías (2).
  4. Escuchar y recibir feedback. Arbitrar medios y canales para estar en permanente escucha de lo que opinan los empleados, lo que piensan, lo que creen, lo que valoran, lo que esperan y las ideas que puedan tener para mejorar su propio trabajo y el de los demás. Si a ese feedback le damos feedback, tenemos un inicio de conversación y desde ese lugar podemos generar compromiso con los empleados.
  5. Crear espacios de encuentro. No hace falta ser Google y tener una sala de pool: todas las empresas pueden crear espacios donde conversar y encontrarse. Pueden ser rincones dentro de salas, la misma cocina o salas enteras. Lo importante es que haya una propuesta real de encuentro por parte de la Dirección, que la empresa lo facilite claramente y no que sea algo raro o para no trabajar. Encontrarse con los demás miembros del equipo (actuales o potenciales) es parte del trabajo.
  6. Fomentar la lectura. Ofrecer libros y revistas en una biblioteca o en espacios de encuentro y textos, audios y videos online. Los jefes directos pueden hacer mucho en este sentido: enviando recomendaciones de lectura a través de links, comentando textos y videos que ellos hayan visto, compartiendo conceptos y actualizaciones disciplinares. Es fundamental que los colaboradores cuenten con propuestas concretas de qué leer/ver. Las personas leen cuando les dan lecturas específicas y les explican el valor de leerlas (son menos las que buscan información y leen automotivadas). Prioritario: fomentar la actualización online en temas vinculados a la empresa y la auto capacitación.
  7. Capacitar en herramientas digitales. Cómo resolver problemas online con herramientas online, cómo buscar y encontrar exactamente, cómo vincular calendarios, documentos y mails, cómo escribir bien para la lectura digital, cómo aprovechar la geolocalización, cómo utilizar diarios y radios del mundo, cómo contrastar información, cómo acceder a las últimas estadísticas, cómo diseñar infografías, cómo saber las últimas tendencias, cómo presentar temas en una reunión, cómo compartir archivos en línea, cómo encontrar y seleccionar proveedores locales y del mundo, dónde encontrar catálogos, cómo evitar el exceso de información, todo está en internet, todo es digital, pero es necesario enseñar a pensar digitalmente.
  8. Hacer reuniones breves. El contacto personal reemplaza decenas de mails, de chats, de llamados. Las empresas que implementan reuniones frecuentes, acotadas a temas específicos, donde los colaboradores pueden conversar, preguntar, exponer dudas, reducen significativamente los niveles de conflicto. Cuanto más usamos tecnologías, cuanto más mediada es la comunicación más encuentros entre colegas y compañeros necesitamos. Ser online no quiere decir ser ausente.
  9. Crear entornos colaborativos y creativos. Es llamativo que el informe “Demandas de capacidades 2020” no utilice el término colaborativo ni una sola vez (ni colaboración). El trabajo colaborativo supone un paso más allá del trabajo en equipo: el foco está puesto en lograr un objetivo grupal en cuyo proceso se comparten experiencias y conocimientos. Implica construir consenso, compartir autoridad, intercambiar funciones, ser responsable, entre otras habilidades complejas. El desarrollo de habilidades de colaboración y desarrollo de la creatividad tienen que ser permanentes en la empresa, especialmente mientras tengamos un sistema educativo que favorece la rivalidad en lugar de la colaboración y premia la respuesta correcta en lugar de la creatividad.

Síntesis para imprimir, recortar y pegar en el escritorio: Explicar y recordar; mantener la información accesible y actualizada; conectar áreas y departamentos; escuchar y recibir feedback; crear espacios de encuentro; fomentar la lectura. capacitar en herramientas digitales; hacer reuniones breves; crear entornos colaborativos y creativos. Excelentes comienzos para mejorar las habilidades digitales y el trabajo en equipo.

(1) Las encuestas u observaciones efectivamente relevadas fueron en total 897, distribuidas por sectores productivos: Agropecuaria, Alimentos y Bebidas, Construcción, Energía y Minería, Ind. Química y Farmacéutica, Procesos, Mano de Obra Intensiva, Metalúrgica y Metalmecánica, Salud, Servicios de software, Telecomunicaciones y multimedia, Servicios de turismo y esparcimiento, en las regiones: Centro, Cuyo, NEA, NOA y Patagonia. De las empresas consultadas el 48% tiene menos de 50 empleados, el 14% 51 a 100 empleados, el 27% 101 a 500 empleados, el 5% 501 a 1000 empleados y el 6% más de mil empleados. Para ver la ficha de composición y representatividad de la muestra, consultar el informe en las páginas 31 a 39.
(2) “La gestión de la calidad, las habilidades de trabajo en equipo y la capacidad de adaptarse a nuevas tecnologías serán las habilidades transversales más valoradas al año 2020, según proyectan las empresas relevadas. El trabajo en equipo será también la gran habilidad “emergente” (la que más incrementará su relevancia), según afirman con consenso las empresas de todos los sectores. También se destacan como habilidades emergentes el manejo de herramientas digitales y el conocimiento de normas y reglamentos” (Pág 9).

Fuente y gráficos: “Demandas de Capacidades 2020. Análisis de la demanda de capacidades laborales en la Argentina” INET, Instituto Nacional de Educación Tecnológica. Ministerio de Educación y Deportes. República Argentina. Junio de 2016.
Foto: Photo by Slim Emcee on Unsplash

Descubre más

Mensajes de audio
Blog

Mensajes de audio ¿Íntimos, irritantes, prácticos?

Por Carly Lewis. Publicado 27 de febrero de 2024. Actualizado 3 de marzo de 2024. Las notas de voz dan a los usuarios la libertad de pronunciar monólogos largos y sinuosos, para disgusto de algunos

Pregúntame
Blog

Pregúntame

Las preguntas tienen muchas funciones en la comunicación intrapersonal e interpersonal y un gran impacto en el pensamiento y la forma de mirar el mundo. Expresan y delimitan situaciones, cuestionan y generan nuevas preguntas. Colaboran